Preaviso

Definición: El preaviso es la prestación que corresponde dar tanto al trabajador como al empleador cuando cualquiera de los dos, toma la decisión de poner término a la relación de trabajo sin justa causa. Tiene como finalidad permitir que el trabajador o el empleador, según sea el caso, dispongan de un tiempo razonable para buscar nueva colocación, o bien, para encontrar un sustituto al puesto vacante.

Comentarios:

  • No debe ser cancelado en caso de que el contrato termine durante el período de prueba, el cual consiste en los primeros sesenta días de duración del contrato.
  • La comunicación del preaviso debe darse siempre por escrito, salvo que el contrato sea verbal, en cuyo caso, se puede hacer de esa manera pero en presencia de dos testigos o de un Inspector de Trabajo.
  • Durante el término del aviso, el empleador está en la obligación de conceder un día de asueto al trabajador, cada semana, para que busque colocación y el trabajador se obliga a entrenar o trasladar los procedimientos propios del trabajo al sustituto. El término del preaviso empieza a correr desde el día siguiente a la notificación del mismo.
  • Durante el plazo del preaviso, el contrato se mantiene vigente para las partes, de manera que si el trabajador incurre en una falta grave, el empleador adquiere todo el derecho de proceder al despido sin responsabilidad patronal, sin obligación de otorgarle al trabajador las prestaciones de preaviso y auxilio de cesantía.
  • El plazo del preaviso depende del tiempo de duración de la relación laboral:
    • Período de prueba = no se paga.
    • Si tiene menos de 3 meses = 24 horas.
    • Si tiene 3 meses pero menos que 6= 1 semana.
    • Si tiene 6 meses pero menos que 1 año= 2 semanas.
    • Si tiene 1 año pero menos de 2 años= 1 mes.
    • Si tiene 2 o más años= 2 meses.
  • No se paga en los casos de terminación por renuncia del trabajador o por despido sin responsabilidad patronal.
  • Si debe pagarlo el empleador si la terminación es por despido indirecto.
  • La cantidad a pagar no podrá ser objeto de compensación, venta o cesión, ni podrá ser embargada, salvo en la mitad (50%) por concepto de pensiones alimenticias.
  • La indemnización, se calculará tomando como base el promedio de los salarios devengados por el trabajador durante los últimos seis meses que tenga vigencia el contrato.
  • Para su cálculo, debe entenderse que la continuidad del trabajo no se interrumpe por incapacidad por enfermedad, vacaciones, huelga o paros legales, y otras causas análogas. Será absolutamente nula la cláusula del contrato que tienda a interrumpir la continuidad de los servicios prestados.
  • Cuando el trabajador ha decidido renunciar a su trabajo, está obligado a avisarle al empleador de su deseo en los plazos establecidos en el artículo 116 del Código del Trabajo. En caso de que el trabajador no cumpla con este deber deberá pagar al empleador una cantidad equivalente a la mitad del salario que corresponda al término de preaviso . Por ejemplo, si el trabajador trabajo un año completo y decide renunciar sin dar el mes que corresponde de preaviso al empleador, deberá pagar quince días de salario a su empleador por esta omisión.
  • La ley permite que la parte obligada a dar preaviso, sea el empleador o el trabajador, omita dicho aviso compensándolo al otro en dinero, es decir, pagando a la otra parte la cantidad que corresponda al tiempo indicado como preaviso. Para ello se tomará como base de cálculo, el promedio del salario devengado en los últimos seis meses.
  • El empleador no podrá deducir la prestación que le corresponde de los derechos adquiridos del trabajador, si no que deberá recurrir a la vía judicial en el plazo de 30 días para reclamar el pago respectivo.
  • Cuando el preaviso deba darlo el trabajador a favor del empleador, este último puede renunciar a él. Es importante mencionar que cuando la relación laboral ha concluido mediando el acuerdo de las partes o el empleador acepta sin protesta la renuncia, usualmente no cobra el preaviso como una consideración con el trabajador.
  • En el salario ordinario que se usará para este calculo se incluye el 50% del décimo tercer mes y el 50% del décimo cuarto mes.